JOSÉ MURILLO SÁNCHEZ

 
 

Pepe Murillo Sánchez nace en Extremadura, en la ciudad de Cáceres, en el año 1964. Heredero de una larga saga de abogados y cazadores y fiel a esta noble tradición, difícilmente podía ser otra cosa que lo que es: Abogado en ejercicio y cazador de fuerte vocación. Muy pronto se inicia en el mundo cinegético a través de su padre, lo que le lleva a salir al campo y a amar la naturaleza desde muy niño. En la montería toma contacto con la caza mayor y en ella siempre fueron sus piezas preferidas los cochinos. Hombre reservado, observador, de pocas y justas palabras, su llegada a la modalidad de la espera era sólo cuestión de tiempo.

Hace ya diez años escribí un libro, casi sin proponérmelo, esa fue la realidad.  Se trataba de un libro sobre las esperas a los jabalíes y contaba, en la introducción,  que pretendía con él rendir un homenaje a cada uno de los cochinos que me habían hecho sentir sensaciones y experiencias inolvidables, escribiendo sobre ellos y perpetuando en el papel lo que era imperecedero en mi memoria: Su recuerdo. Esa idea era cierta y era tan intenso ese deseo, esa determinación, que cuando quise darme cuenta tenía más de trescientas páginas escritas, que al final se convirtieron, más por  inercia que por propia decisión y tras ponerle un título, en aquel libro: Jabalíes a la  espera.

PEDRO MORENO MORGADO

Pedro Moreno Morgado nace en Cáceres, pero con fuertes raíces en Torremocha, tanto por parte paterna como materna. Se inició en la caza a una edad muy temprana, siendo aún un niño acompañaba a su progenitor en pos de perdices y conejos, a la vez que aprendía los secretos del monte.


Funcionario de profesión, siempre estuvo  enamorado de la caza del jabalí, pero fue al iniciarse en la práctica de las esperas cuando la simbiosis con los cochinos fue total.


Ahora, con este Diario de un aguardista, Pedro nos desvela los entresijos de este tipo de caza, recorriendo con él sierras, valles y dehesas, nos adentramos en inmensas manchas de jaras, siempre detrás del astuto, esquivo y salvaje jabalí.

MIGUEL BULNES CERCAS

Miguel Bulnes Cercas nació en Ibahernando (Cáceres) en 1957. Se dio a conocer como narrador con el libro “Con las capas largas” editado en 2002. Desde entonces tres títulos más se añaden a ese primero: “Un mágico sueño a lomos de una perdiz”, “Tío Manuel y Pies Planos”, 2006 y “Patán, el perro de un maqui”, 2007. Todos ellos le han conformado como una pluma hábil y entretenida, además de versada en todos los entresijos del mundo de la caza y del campo, de sus gentes y, sobre todo, de las perdices, su gran pasión. Ahora publica con nosotros su nueva obra: “Las perdices del olivar”.

José Enrique Rovira Murillo, nació en 1963 en Madrid y es licenciado en Ciencias Empresariales. Aficionado a la investigación histórica en las fuentes, ha publicado artículos en periódicos de tirada nacional y en revistas especializadas. Bisnieto de puertorriqueño y de cubana emigrados a España a consecuencia del desastre, “lleva el 98 en la sangre”. Esta novela, “1898: La invasión de Puerto Rico”, es su opera prima y con ella se inicia una trilogía sobre la guerra con los Estados Unidos.

JOSÉ ENRIQUE ROVIRA MURILLO

JOSÉ FERNANDO MURILLO BERNÁLDEZ

José Fernando Murillo Bernáldez nació en la ciudad de Cáceres, se licenció en Derecho por la Universidad de Salamanca y, tras aprobar sus oposiciones, se traslada a vivir a Madrid, donde fue nombrado consejero del Tribunal de Cuentas, cargo que desempeño durante nueve años.


Ha viajado por América, Europa y norte de África, y ha escrito dos libros más: "Historia de Helena, princesa de Abisinia" y "El tiempo, que nos define…"

Juan Manuel Alonso Rabazo, nacido, criado y campeado en Cáceres a partir de un 20 de abril de 1955, desarrolló desde muy temprana edad una desmedida afición por todo aquello que estuviera relacionado con el campo, la naturaleza y, por supuesto, con la caza. Cobró su segunda perdiz con 13 años, con la escopeta de su padre, la primera se la encontró una semana antes muerta, en su primera jornada al salto y se la apuntó como suya, cosas de la edad.

Empresario, casado y con una preciosa hija con nombre de flor de la sierra, ha practicado y practica casi todas las modalidades de caza, tanto mayor como menor, pero la que más satisfacciones le ha dado siempre, ha sido la caza de la paloma torcaz con cimbeles, en la que se inició con apenas 14 años de edad, convirtiéndose para él, desde entonces, en una pasión, en una forma de vida.

JUAN MANUEL ALONSO RABAZO

José Antonio Cadena Murillo nace el 17-5-1975 en Monterrubio de la Serena (Badajoz). Es el mayor de tres hermanos y procede de una familia de cazadores, siendo el máximo heredero de tal afición, compartida también por el pequeño de la saga. Desde niño, por motivos de trabajo, se traslada a vivir con sus padres al campo, aprendiendo a amar la naturaleza. Más tarde, tras ver truncado su intento de ser ingeniero y dedicarse a varios oficios, encuentra su estabilidad trabajando en lo que más le gusta: El campo, volviendo a sus inicios. Hoy día se siente feliz junto a su familia en un entorno acogedor, disfrutando de la gran pasión que siente por la caza, especialmente la mayor. Se ha convertido en un incondicional de los aguardos, que le hacen vivir esos momentos que todos los cazadores buscamos.

JOSÉ ANTONIO CADENA MURILLO

Francisco Fernández Redondo nació en Solana del Pino (Ciudad Real), aunque pasó buena parte de su vida en las localidades de Manzanares y Puertollano, trasladándose en su edad adulta a Granada, para llegar a establecerse definitivamente en Don Benito (Badajoz). Nada tiene que ver su dedicación a la escritura, ya que en el terreno laboral desempeña las funciones de comercial de accesorios industriales, siendo el libro que tiene en sus manos, “El olor de Sierra Morena”, su ópera prima.

Su pasión por el campo y por el arte de la caza no se gestó con el tiempo, ya que venía agarrado bien fuerte a sus raíces incluso antes de nacer, sobre todo por parte de padre y abuelos, que bien supieron inculcarle el valor del monte y de los animales que en él habitan. Este ejemplar no es más que un pequeño libro de andanzas autobiográfico por las tierras que lo vieron criarse, y también un cúmulo de personajes que ante todo destacan porque nunca fueron inventados, se hicieron a sí mismos, oliendo por y para siempre el aroma de Sierra Morena.

FRANCISCO FERNÁNDEZ REDONDO

Manuel García Villalón. Cáceres, 1948. Autor de “Extremadura: Tradición de la caza”, “Agustín, el perrero de la Sierra de San Pedro”, y “Las umbrías de Pilequi”. Colaborador en periódicos y revistas de temas relacionados con el campo y la caza.


MANUEL GARCÍA VILLALÓN

Salvador Calvo Muñoz nace en Acehúche (Cáceres) en 1949. Cazador desde niño, y acreditado escritor de temas cinegéticos, ha publicado los siguientes títulos relacionados con el mundo de la caza:


El pálido del Albedrío. Premio “Trofeo” 1984.

Extremadura: Tradición de la caza. 1987.

La última temporada de Alberto el de las Perdices.

Premio “Círculo de lectores”, 1989.

El día de la loba. UNED, 1995.

La escopeta al hombro. Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, 1998.

Larga pletina del doce. Premio Federación Española de Caza, 1999.

Léxico cinegético castellano peninsular.

Asamblea de Extremadura, 2006.

Pasos y paisajes. Institución Cultural El Brocense, 2014.

SALVADOR CALVO MUÑOZ

Nació en Almendralejo (Badajoz) en 1958. Naturalista, investigador y escritor de formación autodidacta. En 1990 quedó finalista en la categoría de Conservación de la Naturaleza de los Premios Ford por su proyecto “Protección de las lagunas Grande y Llana y creación de la estación ornitológica Charca del Caballo”.

Tiene publicados siete libros: Las aves de presa en la provincia de Badajoz (Ayuntamiento de Zafra, 1994), El lobo ibérico en la Baja Extremadura (Universitas Edito- rial, 1996), De San Pedro a Sierra Morena (Diputación de Badajoz, 1999),

El legado del lobo (Editora Regional de Extremadura, 2001), Los quintos del pelargón (Oberón – Grupo Anaya, 2004 y 2006; RBA, 2005), Rumbo a Rusia (Raíces, 2007) y

La Maraña (Muñoz Moya Edi- tores, 2015). Asimismo colaboró con la redacción de un capítulo en las obras La Sierra de San Pedro, huellas y vivencias (Junta de Extremadura, 2009) y Encuentros con lobos (Tundra Ediciones, 2016). Su faceta de escritor se completa con la publicación de innumerables ar- tículos y el Accésit en la modalidad de relato corto en el XXVII Certamen Literario Joaquín Lobato (Vélez-Málaga, 2014).

FRANCISCO GRAGERA